Mírate en ese espejo nos dijo siempre nuestro padre

periodismo en Venezuela

Crecí profesionalmente bajo el abrigo de los mejores reporteros gráficos de Venezuela, personajes que marcaron historia en el oficio en nuestro país. Luigui Scotto, Armando Valero, Eddie González “el Gurú”, Nelson Castro, Luis Alberto Henríquez solo por mencionar algunos. Sin mezquindad alguna transpiraban toda su experiencia permitiendo que los novatos nos pudiéramos empapar de tanta genialidad.

Recuerdo el primer día que me tocó revelar un negativo blanco y negro. Toda una odisea!... entre otras cosas por que no quería traslucir mi ignorancia en el tema. Me mostraron el laboratorio y me informaron de que era que y donde esta que. Todo lo que necesitaba estaba allí. El problema residía en como usarlo. Hora y media después me rendí y salí a pedir ayuda, todos se rieron mucho de mí. No falto quien se ofreciera.

Pero es que además la redacción de ese periódico olía a talento. A donde se viera estaba sentado un maestro de las artes informativas o un retoño mostrando sus primeras hojas.

Leer más...

Jesús Rosas Marcano, Alberto Barrera, Armando Durán, Blanca Elena Pantin, Carlos Pérez Ariza, Carmen Alviárez “Catina”, Doris Seguí, Edgar Larrazabal, las tres Elizabeth Araujo, Baralt y Fuentes, Enrique Rondón Nieto, Javier Conde, Jesús Cova, Joaquín Marta Sosa, José Pulido, José Suárez Núñez, Laurentzi Odriozola Echegaray, Lucy Gómez, Luis García Mora, Luis Losada Soucre, Manuel Felipe Sierra, Manuel Abrizo, Marco Tulio Socorro, María Isabel Párraga, Maria Teresa Arbeláez, Mauricio Lamus, Mónica Montañez, Pablo Antillano, Patricia Guzmán, Sebastián de la Nuez, Carmen Teresa Valdés, Eneko Las Heras, Ugo Ramallo.

En esta lista se puede encontrar poetas, escritores, guionistas de cine y TV, presentadoras de programa de TV, realizadores de cine, directores de medios impresos, renombrados publicistas, intelectuales, reconocidos dibujantes. ¡Todos esos en una misma redacción! Y no los he nombrado a todos por aquello sintetizar para la web. Lo más cumbre de esto era que yo, un pela’o, un chavalito de 22 años debía salir como reportero gráfico de sus entrevistas… que escuela, que escuela. Muchas veces disfrutaba más de las conversaciones que de las fotos que hacía.

Han pasado más de veinte años y esto de escribir siempre me ha costado mucho, porque al mirarme en esos espejos me siento empequeñecido. Es muy difícil saber que te pueden leer esos maestros y darte un tirón de oreja por no estar haciendo bien la tarea. Por eso que María Teresa Arbeláez, en su blog, se refiera a mí como cronista de lo cotidiano hace que los pulmones se me queden chicos para tanto honor.

Gracias a Dios que no me sucedió lo mismo con la fotografía y que por el contrario muchos mis alumnos andan dando de que hablar, con premios y reconocimientos en la espalda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario... procura tener tu perfil habilitado en Blogger o deja un enlace a tu blog...