Tirania del siglo XXI con marco legal… que les den!

Yo no tengo la culpa, yo voté por el NO

Dobles cedulados. Fraude en el conteo. Manipulación de las maquinas de votación. Uso y abuso de los recursos del estado a favor del SI. Los líderes no supieron llegar con el mensaje. Las estrategias estuvieron mal dirigidas… que se yo cuantas razones mas se han dado en todos estos días para poder sobrellevar la derrota que sufrimos en el referendo pasado.

La cruda realidad es que nuestra opción fue derrotada. Poco más de un tercio de los 16 millones de electores inscritos votó a favor de la propuesta del gobierno. Esa decisión nos afecta a los cerca de 27 millones que vivimos y/o nacimos en Venezuela. Es decir, la decisión de tres personas afectara a 13 venezolanos.

El Teniente Coronel asume esto como el mandato de Dios “mesmo” bajado del cielo para afianzar su desastre gerencial y en consecuencia tomará decisiones que solo gustan a ese tercio que votó a su favor. El otro 65% ni será tomado en cuenta, por el contrario seguirá haciéndole creer que es minoría y que las decisiones que él toma están apoyadas por “la gran mayoría del pueblo venezolano”.

Ahí es donde esta la perversión del resultado de la encuesta hecha por el CNE. ¿Seis de dieciséis es la mayoría? Peor aun ¿Debe la decisión de 6 afectar a 27 personas?... 6 de cada 16 decidieron que lo que mas nos convenía a todos era “ampliar los derechos politicos” de cerca de 4000 empleados nuestros.

Pues bueno, definitivamente no fue culpa nuestra y debemos sentirnos orgullosos de ello. Hicimos lo que humanamente estaba al alcance de cada quien. Intentamos crear conciencia con nuestros escritos, convencimos gente para que fuera a votar, marchamos, pusimos afiches, fuimos a los medios, asistimos a reuniones, brindamos nuestro tiempo y talento, estuvimos en las mesas y pare usted de contar todo lo todo que hicimos para hacerles entender a todos los venezolanos que el SI no es mas que darle un marco legal a la tiranía y que nos llevara directo al recrudecimiento del caos, la corrupción, la ilegalidad y el desastre financiero.

Los que votamos por el NO teníamos, tenemos y tendremos muy claro esto. Por eso nos hemos quejado y por eso hemos venido luchando. Los que parecen no tenerlo muy claro son los 5 millones de bolsas que se quedaron en sus casas el 15 de Febrero. Fueron esos los que al final decidieron. Fue la apatía, la indolencia, el abandono lo que prevaleció en este referéndum.

Son esos cinco millones de seres que no acudieron a las urnas por ninguna de las dos opciones los que deben asumir la culpa de lo que se nos vendrá encima. Son esos irresponsables los que deberían padecer en mayor grado los desastres presentes y futuros. Son esos los que la historia debe señalar como culpables de la instauración de un régimen, a todas luces, dictatorial. Es a ellos a los que debemos “agradecer” las penurias que, en manada, se nos vendrán encima para estamparnos en la cara, ya sin necesidad de mascara, el verdadero rostro que tanto a intentado ocultar esta seudo revolución.

Esos cinco millones de venezolanos seguramente son los mismos de los que habló hace mucho en una carta que circuló por Internet brillantemente escrita por Carlos Cecilia. Esos que buscan la manera de evadir los impuestos, de colearse en las colas del banco o de la autopista, da igual. Los picaros que buscan la manera de evadir las leyes. Esos que creen que el “sentido común” es una película dirigida por un japonés. Esos que no entienden lo que es la convivencia. Los mismos que son incapaces de ver más allá de sus narices y entender que debemos tener los proyectos como seres individuales en consonancia con los proyectos como país y como nación.

La desgracia de esto es que tanto ellos como nosotros, que no tenemos la culpa insisto, vamos a padecer por igual las decisiones del Reyezuelo. Tanto ellos como nosotros seguiremos siendo asesinados sin que a nadie le importe. Nos seguirán robando. Seguiremos muriendo en las puertas de los hospitales. Seguiremos padeciendo las insuficiencias educativas, hospitalarias, laborales. Seguiremos viviendo sin un sistema legal real, que funcione de igual manera para todos. En fin, seguiremos siendo sobrevivientes de esta revolución.

Pero tengo claro y espero que ustedes también que, parafraseando a los adecos, ¡YO NO TENGO LA CULPA, YO VOTE POR EL NO! ¡TENGO DERECHO A QUEJARME, YO VOTE POR EL NO!

2 comentarios:

Bluesoul dijo...

eso es lo que repito desde antes de saber los resultados y cito un comentario que me dejaron en mi blog yo hice mi trabajo, yo si coloqué mi aporte porque quiero un futuro mejor, a mi NADIE me presionó, me pagó, me amenazó, ni me puso una arepa en la boca, Lo hice por convicción

esos 5 millones son los que primero se quejan

saludos Ray y si saldremos de ese hombre él mismo se esta poniendo la soga al cuello

Anónimo dijo...

MI PANA RAY....ES LAMENTABLE PENSAR ASI,PERO EN EL PAIS DE LOS SIMIOS NO PUEDE MANDAR EL REY LEON,CUANDO LA GENTE SE DE CUENTA DE ESTO OTROS SERAN LOS RESULTADOS......SALUDOS

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario... procura tener tu perfil habilitado en Blogger o deja un enlace a tu blog...