Urgente: se solicita economista de buena presencia y motorizado con moto propia

Ser rico es malo - Ampliar infografíaLa solicitud del economista es para que me libere de algunas dudas, me saque de estas lagunas y me abra el entendimiento a esa ciencia tan complicada e inexacta. La inflación acumulada en lo que va de año ya roza el 13 % lo que supera en creces a países que no tienen el extraordinario ingreso petrolero con que contamos en Venezuela. Parece que esta situación, hasta ahora minimizada y casi escondida por el gobierno, le empieza a preocupar al gobernante de turno.

Dice el gobierno venezolano que espera reducir la inflación estimulando el “consumo necesario”. ¿A qué se referirán con eso de “consumo necesario”? Por lo que entiendo la cesta básica en nuestro país cuesta casi tres salarios mínimos. Es decir trabaja mamá, papá y uno de los hijos para poder cubrir la cesta básica de una familia de 5 miembros.

Según creo la inflación se calcula por una formulita muy extraña que tiene como principal factor una cosa que llaman IPC (índice de precios al consumidor). Para calcular el fulano IPC se toma en cuenta la variación de los precios de los productos indispensables para vivir (cesta básica) en un período determinado. Aquí es donde me enredo yo y no me cuadran las cuentas!.

¿Cómo es eso de la variación de los precios de la cesta básica en un país donde está regulado hasta el precio del aire? La Harina Pan, la leche, la pasta, el aceite, el café, el azúcar, los granos, las sardinas y el atún en lata, el pan, la carne, el queso, el pollo, el servicio de electricidad, el del agua, el transporte terrestre, la gasolina, las matrículas escolares, los alquileres y no sigo para no hacer la lista de productos regulados interminable.

Leer más...


Además de esto debemos contar que “la educación es gratuita”, “la medicina es gratuita” (seguridad social), existe Mercal que “ofrece de todo a precios más bajos”, los mercados solidarios, el montón de misiones para apalear las carencias generalizadas del venezolano, los cesta ticket. Para calcular la inflación creo, corríjanme si me equivoco, no se toma en cuenta el aumento de precio de los automóviles, los celulares, la comida en restaurantes, los hoteles, las joyas, los licores y en general lo que se considera artículos de lujo.

Entonces, ¿De dónde sacan esos números? ¿Cómo es que mi poder adquisitivo (lo que puedo comprar con mi dinero) se ha deteriorado 12,4% en este año si todo “esta regulado” (al mismo precio)? Suena ilógico, sin sentido. Es en esta parte donde necesito un economista o alguien que entienda del asunto y me pueda explicar. Que sea objetivo y no empiece a echarle la culpa a personajes específicos. Solo que me explique el punto en números. El motorizado es para que le lleve un paquete con Harina Pan y leche a mi pobre madre por la que estoy muy preocupado.

Es que si nos vamos por lo que debió ser y no es, por lo que se debió hacer y no se hizo, por lo que deberían estar haciendo y no lo hacen no terminamos nunca. O quizá si terminamos, terminamos siendo culpables nosotros mismos por haber votado por quien votamos o por no ejercer la presión necesaria para que nuestros gobernantes hagan su trabajo correctamente. Quizás hasta por ser tan dejados y poner en manos de otros las decisiones importantes que nos afectan directamente a todos y cada uno de los venezolanos.

Ahora nos viene el gobierno con la perla de que debemos regular nuestro consumo o terminar con nuestro “consumismo desbordado”, como dice Chávez. ¿“Consumismo desbordado”? Bueno es verdad, los que aun comemos 3 veces al día deberíamos comer solo 2, los que están comiendo 2 veces al día deben buscar la manera de comer 1 sola más una merienda de pan con guarapo. Debemos dejar de pagar seguros privados y recurrir a los ineficientes hospitales del seguro social. Los que aun tenemos a nuestros hijos en colegios privados, pues nos tocará inscribirlos en colegios públicos saturados, con infraestructuras en mal estado y profesorado mal pagado.

Quieren que nos centremos en comprar lo necesario, lo que realmente la familia requiere. ¿Y el Estado? ¿También hará lo propio? ¿Dejará Chávez su excesivo gasto de lado? Gasto que según un análisis del diario Versión Final de abril de este año asciende 218 millones de bolívares (218.000 BsF) al día o lo que es igual a más de 240 salarios mínimos mensuales que se gasta el Presidente en un solo día. ¿Será de estos gastos de los que habla Chávez y el recién nombrado ministro Alí Rodríguez? (Ver la infografía en grande). El gasto presidencial se ha multiplicado por 7 en los últimos 6 años (de 2.500 millones de Bs. a 17.500 millones de Bs anuales), no así el salario de los venezolanos.

Siempre nos piden el máximo esfuerzo a nosotros, pero la clase gobernante no se ajusta para nada el cinturón. ¿Va a dejar Chávez de comprar conciencias por todo el mundo con nuestro dinero? ¿Dejará el Estado las misiones y se dedicará a crear planes para generar empleo? ¿Hasta cuando va a seguir el Gobierno con las limosnas? ¿Cuándo nos van a enseñar a pescar en vez de regalarnos el pescado?

El recorte viene pero no para ellos si no para el venezolano de a pie. Y no viene este año ni de casualidad. Este año el bolsillo donde Chávez se guarda nuestro dinero dejara caer más limosnas que nunca por que tiene miedo de perder las elecciones. Así que no nos dejemos engañar por una ficticia bonanza que se pueda crear de aquí a Noviembre de este año. Será solo una ilusión, un acto de ilusionismo creado por el payaso del circo.

2 comentarios:

Fabiana dijo...

Muy bueno el blog. Te invito al mío y espero que me enlaces. Un abrazo.
http:relatoscotidianosfd.blogspot.com

Anónimo dijo...

Hola, cierto lo que dices en algunos aspectos, pero la respuesta a tu inquietud radica en que el hombre por naturaleza siempre va a ser inconforme en sus patrones de consumo y prederencias, y lamentáblemente ningún país es autosuficiente para cubrir tal demanda a plenitud y con satisfacción. Recordando al buen humorista en su frase: "Los gobiernos pasan, pero el hambre queda" independientemente del jefe de gobierno de turno y su equipo económico, la población mundial en la medida que pasan los días, se observa y debate en una lucha contra la globalización de mercados, tecnologías e información, esto implica una carrera de conciencias en función a si valoramos y adecuamos los deseos de bienes y servicios a lo necesario o si por el contrario, nos avocamos a una carrera por tener más por tener, sin importar los costos y desconsideraciones para ello. El I.P.C. es una fórmula que no refleja lo real, un estimado estadístico pues, pero cuando castigamos al especulador o revisamos mejor nuestras volunatdes por contribuir realmente a un mejor dinamismo económico y flujo del circulante en la calle, verás el cambio, del mismo modo como sucede aún con el especulador de dólares que en forma indirecta y por querer ganar un adicional en el mercado, vende cada divisa influyendo consideráblemente en ciertos productos tecnologicos (carros, computadoras y otros), entonces, para no cansar con esto, lo primero es revisarnos realmente como consumidores así como medir ralmente cuánto damos y cuánto queremos como agentes funcionales e inteligentes dentro de una población y no como un simple cliente o unidad de consumo e intercambio. Tendríamos que recordar muy seriamente la esencia de la persona (como lastimosamente no se hace muchas veces en una clínica por no tener dinero para comprar tu atención) es complejo, no es sólo de economía, es más.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario... procura tener tu perfil habilitado en Blogger o deja un enlace a tu blog...